¿Por qué la temperatura ideal del aire acondicionado es diferente en verano que en invierno?

La respuesta es muy sencilla. Se aconseja que la temperatura dentro del hogar o la oficinano supere una diferencia de 10 grados con respecto al exterior. Esto hace que la temperatura recomendada en verano sea de 24 a 26 grados. Sin embargo, en invierno, el termostato debería marcar entre 18 y 20 grados.

A veces es difícil seguir estas indicaciones porque estamos acostumbrados a temperaturas más altas o bajas de las aconsejadas. Pero no debemos olvidar que los grandes saltos térmicos son una de las causas más importantes de los resfriados en invierno. Un truco para ajustarnos a lo recomendado es ir variando la temperatura un grado cada dos días. Por ejemplo, si normalmente ponemos el termostato a 23 grados en invierno, podemos ir bajándolo grado a grado de forma que alcancemos los 20 grados recomendados en una semana. De esta forma, nuestro cuerpo se acostumbrará de forma natural al cambio y no notaremos tanto la diferencia.

Por último hay que tener en cuenta que existen otros factores que pueden afectar, como la humedad ambiental o la situación de la vivienda en el edificio. Por ello, no está de más preguntar al técnico instalador sobre cuál es la temperatura ideal específica para nuestra vivienda u oficina.

Incluso el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio promueve firmemente la política de ahorro y eficiencia energética con una regulación que limita las temperaturas en los espacios públicos. Seguir estas recomendaciones no sólo será favorable para tu salud sino que reducirá considerablemente el gasto en climatización.

Artículo en: airzone.es
 

www.teleclima.com
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desliza para verificar que no eres un robot *