USA BIEN EL TERMOSTATO

  • Es conveniente no reducir en exceso la temperatura, cuando quieras frío. El equilibrio entre temperatura y humedad del aire es lo que potencia el confort más que la baja temperatura.
  • La regulación adecuada del termostato permite un 40% de ahorro.
  • Para alcanzar rápidamente la temperatura deseada, utiliza  la función turbo; así consumirás menos energía que bajando el termostato en exceso.
  • No olvides que variar un grado supone un 10% más o menos de consumo.
  • Es mejor utilizar los aparatos de aire acondicionado en el momento en que comienza a hacer calor: es la mejor forma de aclimatarse.
  • Un sistema de aire acondicionado nos proporciona una mayor calidad de vida, siempre que esté en buenas condiciones de mantenimiento.
 
   

3 comentarios en «Confort y ahorro: regular la temperatura»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desliza para verificar que no eres un robot *