La limpieza, desinfección y reposición de los filtros son imprescindibles para que su equipo de climatización funcione correctamente. Por otro lado, si los filtros no están en perfectas condiciones, el aire no se purifica adecuadamente. Podemos encontrar desde filtros estándar hasta de plasma, en un amplio abanico que ha ido evolucionando, buscando la mejor calidad posible del aire en su hogar o empresa.
El filtro ESTANDAR es el más básico, mecánico, cuenta con una microrrejilla de plástico que captura las partículas de mayor dimensión. Hay que limpiarlo y sustituirlo periódicamente.
Los ELECTROSTÁTICOS atrapan las partículas contaminantes, cargadas de electricidad negativa. Son muy eficientes para eliminar los alérgenos y el polvo en suspensión. Son lavables y no hace falta reemplazarlos.
Los de CARBÓN ACTIVO absorben muchos gases orgánicos causantes de malos olores, y también el humo. Los más eficaces también esterilizan el aire. Tienen una duración limitada.
Los filtros FOTOCATALÍTICOS constan de partículas químicas que se recargan al sol cuando están saturadas. Es necesario sacar el filtro al exterior y se limpia gracias a la luz solar.
Por último, los de PLASMA o NEOPLASMA son los que incorporan la tecnología más avanzada. Capaces de purificar y desodorizar el aire, están especialmente indicados para personas con alergias o asma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desliza para verificar que no eres un robot *